Concejo Metropolitano da paso a la remoción de Jorge Yunda

Con 14 votos a favor, uno contra y seis abstenciones el Concejo Metropolitano de Quito dio paso al pedido de remoción del cargo contra el alcalde Jorge Yunda presentado por el Frente de Profesionales por la Dignidad de Quito.

El voto del vicealcalde Santiago Guarderas completó los 14 votos necesarios para dar paso al pedido de remoción en contra del Alcalde. Durante su intervención recordó que lo que se juzgó en esta sesión es la actuación política de Yunda y su falta de cumplimiento en lo referente a la participación ciudadana.

“Con esto estamos cerrando una página negra del Municipio, lo que tenemos que hacer es que esta sea la oportunidad para trabajr en conjunto y sin banderas políticas para recobrar la dignidad y la transparencia”, dijo Guarderas al cerrar la intervención.

Los concejales de Fuerza Compromiso Social, afines al correísmo, se abstuvieron de votar, pese a que el Código de Organización Territorial, Autonomías y Descentralización (Cootad) establece que los ediles únicamente podrán votar a favor, en contra o blanco.

De ese movimiento, el único en votar a favor de la remoción de Yunda fue Juan Carlos Fiallos. En su intervención señaló que “la primera remoción tuvo que haberse dado al anterior alcalde Mauricio Rodas, y sin embargo no se dio paso (…) Quito ha pasado a la deriva, no existe planificación. Yo me debo a la ciudad (…) mi voto es a favor de la remoción”.

En tanto sus compañeros de bancada criticaron duramente la gestión del Alcalde en temas como el cierre de los Guagua Centros y la falta de trabajo para realizar mejorías en la ciudad, sin embargo, sus votos fueron por la abstención.

El único voto en contra de la remoción fue el del concejal Luis Robles, argumentando que los votos de esta sesión no resolverán los problemas de la capital.

Más de 10 horas de sesión

La sesión se instaló a las 15:30 con la lectura del informe elaborado por la Comisión de Mesa del Municipio que concluyó a las 18:50. Luego se dio paso a la presentación de pruebas de cargo presentadas por Jessica Jaramillo y Carolina Moreno, quienes precisaron que existen los argumentos suficientes para dar paso a la remoción del cargo.

Jaramillo calificó a la administración de Yunda como la “peor que ha pisado el Municipio de Quito” y conminó a los concejales a “hacer lo correcto por la ciudad”. Una vez que se aprobó la moción la representante del Frente de Profesionales por la Dignidad de Quito, calificó a este día como histórico.

En tanto, Marcelo Icaza, abogado defensor de Yunda, indicó que, en caso de que se remueva al Burgomaestre, el Estado le deberá pagar una indemnización. Y añadió que en el proceso no se ha respetado la presunción de inocencia del Burgomaestre.

La remoción necesitaba justamente 14 votos como mínimo, de los 21 concejales. Con esta decisión, el vicealcalde Santiago Guarderas deberá asumir la alcaldía hasta el fin del actual período, el 13 de mayo de 2023.

Sin embargo, Jorge Yunda aún podrá presentar una consulta ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE), para determinar si el procedimiento empleado por el Concejo fue el correcto. Si el TCE avala la decisión de los concejales, la remoción quedará en firme.

La votación fue distribuida de la siguiente manera:

A FAVOR

1) Bernardo Abad – ID

2) René Bedón – Unión Ecuatoriana

3) Juan Manuel Carrión – Concertación

4) Omar Cevallos – Concertación

5) Luz Elena Coloma – CREO/Ahora

6) Eduardo del Pozo – CREO/Ahora

7) Juan Carlos Fiallo – RC

8) Andrea Hidalgo – ID

9) Paulina Izurieta (alterna de Mario Granda) – ID/Vive

10) Analía Ledesma – ID

11) Fernando Morales – Concertación

12) Mónica Sandoval – RC

13) Brith Vaca – RC

14) Santiago Guarderas – Unión Ecuatoriana

ABSTENCIÓN

1) Soledad Benítez – RC

2) Gissela Chalá – RC

3) Marco Collaguazo – Unión Ecuatoriana

4) Orlando Núñez – ex RC

5) Blanca Paucar – RC

6) Luis Reina – RC

EN CONTRA

1) Luis Robles – RC

La votación, sin embargo, no estuvo exenta de la polémica, pues la opción de abstención está prohibida por el COOTAD cuando se trata de la modalidad nominal:

Art. 321.- Votaciones.- “En los gobiernos autónomos descentralizados la votación en los órganos legislativos podrá ser de manera ordinaria, nominativa o nominal razonada. El voto nominal razonado se realizará en orden alfabético y no podrán abstenerse de votar ni retirarse del salón de sesiones una vez dispuesta la votación por el ejecutivo. Todo voto en blanco se acumulará a la mayoría. Los ejecutivos de los GADS tendrán voto en las decisiones de los respectivos órganos legislativos; en caso de empate su voto será dirimente”.

Juristas que se pronunciaron en redes, advirtieron que la votación por la abstención podría ocasionar la nulidad de lo resuelto por el Concejo.