Casa-Humboldt-Antisana-8-03-2021

Epmaps restaurará la Casa Humboldt en el Antisana

La embajada de Alemania en Ecuador y la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) suscribieron un acuerdo interinstitucional para la restauración de la Casa Humboldt, ubicada en el área de conservación hídrica Antisana, a 5 700 metros de altura.

El gerente general de Epmaps, Luis Medina, indicó que el convenio permitirá una restauración sensible y sostenible y resaltó el compromiso ambiental de Alemania y de Agua de Quito, lo cual permite un trabajo coordinado.

“Consideramos que Epmaps y el Fonag son quienes están en la capacidad de encontrar a la empresa o persona que pueda realizar la restauración de manera sensible de tal manera que proteja el valor histórico”, anotó el embajador de Alemania, Philipp Schauer.

La Casa Humboldt es un bien emblemático que lo declararon patrimonial por su valor arquitectónico, histórico, cultural y científico en temas hídricos. Ahí vivió hace más 217 años el naturalista, científico y explorador Alexander Von Humboldt. Él llegó la noche del 15 de marzo de 1802 a la hacienda Antisana, el punto más alto en el mundo habitado hasta entonces.

El área de la vivienda

Humboldt hizo un campamento base en la casa y desde allí exploró el área, su vegetación, y geología. Así, recibió la visita de personajes ilustres como el inglés Edward Whymper. Ocurrió en 1881 cuando fue el primero en llegar a la cumbre del nevado Antisana. Además de los geólogos Hans Meyer y Augusto Martínez, en 1907.

Actualmente, el área es manejada por Agua de Quito y el Fondo de Protección del Agua (FONAG). Se trata de una iniciativa pionera en la protección, conservación, mantenimiento y recuperación de alrededor de 130 cuencas hidrográficas (páramos y humedales). Estas permiten abastecer a la población actual y futura de la capital ecuatoriana.

Antes de 2010 el área mantenía el ganadero.  Epmaps adquirió 7.400 hectáreas. Así mismo, estableció el Área de Conservación Hídrica Antisana (ACHA) que colinda con la Reserva Ecológica Antisana, parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del país. En 2016 se amplió el ACHA con aproximadamente 1000 hectáreas más, adquiridas por Fonag.