Familiares y amigos dieron el último adiós a César Monge

Este lunes se realizó el sepelio del empresario guayaquileño y político César Monge en el camposanto Parques de la Paz, en el puerto principal, con la presencia de familiares, amigos y allegados.

Monge, que falleció ayer domingo, 25 de julio, a causa de un cáncer de páncreas a los 47 años. Fue director y fundador del movimiento político CREO y mano derecha del presidente Guillermo Lasso, a quien le ayudó en su carrera para llegar a Carondelet.

La ceremonia fue privada y sin acceso a la prensa y participaron reconocidas figuras políticas públicas y privadas que llegaron para darle el último adiós.

Mercedes Plaza, viuda de Monge, se ubicó cerca del presidente Lasso y de la Primera Dama, María de Lourdes Alcívar.  Oficiales de la Policía Nacional rindieron honores alrededor del féretro del exministro de Gobierno y exasambleísta nacional.

En la misa se observó a la Comandante de Policía, Tannya Varela; al vicepresidente del Consejo Nacional Electoral, Enrique Pita; al secretario de Gestión de Pueblos y Nacionalidades, Luis Pachala; al coordinador del bloque de Creo, Juan Fernando Flores, entre otros dirigentes del movimiento oficialista.

Previo al sepelio, se desarrolló una misa en la cual se pidió por la memoria del político, quien falleció a los 48 años por causa de un cáncer de páncreas.

La enfermedad fue detectada en julio del 2020, lo que lo obligó a abandonar momentáneamente el mundo político. No obstante, pese a su enfermedad regresó en octubre de ese año para preparar el camino para la tercera candidatura presidencial de Lasso, a quien conoció hace poco más de una década.

Durante las honras fúnebres, una de sus frases más recordadas fue: “la pelea es peleando“. Esta no solo se refería su estado anímico, sino también a su optimismo con respecto a alcanzar un triunfo electoral de cara al 2021.