Cáncer

Hallazgo científico aporta a la lucha contra el cáncer

Investigadores del Instituto del Cáncer de los Países Bajos descubrieron una nueva ubicación en el organismo humano donde se ubican glándulas salivales.

“Esta es una gran noticia para los pacientes con tumores de cabeza y cuello”, precisó la institución.

Añadió que ahora los oncólogos radioterapeutas podrán sortear esta área para evitar posibles complicaciones”, precisó esa institución.

En su página oficial se precisa que la sorpresa se la llevó primero el oncólogo Wouter Vogel y del cirujano oral y maxilofacial Matthijs Valstar.

Ellos realizaban un estudio sobre el impacto de la radicación en la cabeza y el cuello. En ese proceso descubrieron que la parte posterior de la nasofaringe “se habían iluminado dos áreas inesperadas”.

“Las personas tienen tres conjuntos de glándulas salivales grandes, pero no allí”, explica Vogel.

El experto explicó que las únicas glándulas salivales o mucosas en la nasofaringe son microscópicamente pequeñas. Dijo que hasta 1000 están distribuidas uniformemente por toda la mucosa.

Descubrieron que las 100 personas cuyas exploraciones estudiaron tenían un conjunto de estas glándulas.

Analizaron los datos de 723 pacientes que se habían sometido a tratamiento con radiación y concluyeron que “cuanta más radiación se administra a estas nuevas áreas, más complicaciones experimentan los pacientes después”.

La investigación fue posible en colaboración con sus colegas del University Medical Center Groningen Utrecht (UMCG).

También tuvo el apoyo financiero de la Sociedad Holandesa del Cáncer (KWF) y la Fundación Maarten van der Weijden.

El nuevo órgano ha sido bautizado como glándulas salivales tubariales debido a su ubicación sobre un pedazo de cartílago llamado torus tubarius.