La recolección de basura en Quito está en riesgo

El Consorcio RECOBAQ, que desde diciembre de 2018 asumió la gestión y administración de una flota de 44 camiones recolectores de basura que, al día de hoy recoge el 70% de la basura que se genera en Quito, advirtió el riesgo de que colapse este proceso, debido a la deuda que mantiene la Empresa Metropolitana de Aseo (EMASEO) y, que según RECOBAQ, asciende a USD 5 millones.

RECOBAQ advirtió que EMASEO mantiene un retraso de 7 meses en los procesos de pago del servicio, lo que pone en riesgo el mantenimiento diario, provisión de repuestos, reparaciones integrales y asistencia en ruta para los camiones recolectores, hecho que afectará la recolección de basura en la capital. RECOBAQ explicó que el último pago efectuado por EMASEO se hizo en el mes de abril, pero que corresponde a la planilla de septiembre de 2020; sin embargo, según el consorcio, no solo se trata del no pago de planillas por el servicio de gestión de flota, sino también del no pago del crédito que se tramitó a través de RECOBAQ para adquirir los 44 camiones.

Daniela Gallegos, abogada de RECOBAQ, explicó que hasta mayo del año anterior EMASEO tramitaba el pago de planillas en un tiempo de entre 40 y 50 días; sin embargo, tras la decisión de RECOBAQ de interponer una acción de protección para evitar la terminación unilateral del contrato, Gallegos reveló que EMASEO empezó a retrasar la revisión de planillas, tomándose hasta 170 días sin justificación alguna, por lo que calificó como falsa la postura de la Gerente de EMASEO, Yolanda Gaete, quien aseguró que no existen valores impagos debido a errores en las planillas: “es la misma empresa pública la que ha suspendido y dilatado el trámite de revisión de las planillas para no reconocer el pago de los servicios prestados”, denunció Gallegos, quien recordó que el contrato dispone que las planillas deben ser tramitadas y pagadas en 10 días, lo que, dijo, EMASEO nunca ha cumplido.

Añadió que EMASEO constantemente ha tratado de minimizar el trabajo de RECOBAQ: “lo que no refiere Yolanda Gaete es que la flota administrada por el consorcio, conformada por 44 camiones, realiza la recolección del 70% de residuos de la ciudad, mientras que la flota gestionada por EMASEO, a pesar de estar conformada por el triple de vehículos, alcanza a recolectar únicamente el 30% de la basura.

RECOBAQ anticipó que, de verse afectada la flota que administra por falta de recursos, “Quito contará únicamente con una flota que recoge sólo ese 30% de residuos, perjudicandoa  la ciudadanía”.

El contrato entre RECOBAQ y EMASEO fue suscrito durante la administración municipal de Mauricio Rodas; según el consorcio, desde el inicio de la gestión del alcalde Jorge Yunda, se buscó terminar unilateralmente el contrato, para lo cual, señaló la abogada Gallegos, EMASEO aplicó una estrategia de obstaculizar el cumplimiento del contrato, “imponiendo todas las multas posibles, fueran o no procedentes”; de igual manera, dijo, retrasó el pago de las primeras planillas por 10 meses; y, no dio contestación a peticiones del consorcio, sino hasta que un Juez constitucional así lo ordenó.   Por ello, añadió, RECOBAQ inició acciones judiciales en julio del año pasado para evitar la terminación unilateral del contrato, las cuales fueron acogidas por la administración de justicia, que incluso revocaron varias de las multas impuestas.

En marzo pasado, un juez aceptó una nueva acción de protección a favor de RECOBAQ, y dispuso a EMASEO tramitar las planillas de acuerdo al contrato y no retener pagos, lo cual, según el consorcio, hasta este momento no ha sido acatado por la empresa pública municipal.

RECOBAQ sostuvo que la flota que administra registra un 95% de operatividad mensual, recogiendo alrededor de 1.700 toneladas de basura por día, a diferencia de la flota de EMASEO que, según el consorcio, está operativa en el 63%.

Primera Plana solicitó una reacción a EMASEO sobre la postura de RECOBAQ.  La empresa municipal informó que el contrato suscrito con RECOBAQ alcanzó un valor de USD 73´784.992, sin IVA, a un plazo de 2005 días calendario. Respecto de las planillas mensuales, EMASEO aseguró que no existen retrasos en los pagos a RECOBAQ: “es preciso recalcar que la sola presentación de planillas no genera obligación de pago, sino hasta que estas cumplan las disposiciones normativas vigentes en el país”, explicó en un comunicado, añadiendo que las planillas por concepto de mantenimiento de la flota se han cancelado hasta septiembre de 2020, y que se tiene previsto en los próximos días pagar las planillas de octubre, una vez subsanadas todas las observaciones. EMASEO aclaró que las planillas de los meses de noviembre de 2020 a marzo de 2021 han sido devueltas hasta por 3 veces “por errores e inconsistencias en la documentación que respalda la prestación del servicio”.  Respecto del pago de las cuotas del crédito para la adquisición de la flota, EMASEO asegura haber cancelado sus obligaciones hasta marzo de 2021.

Por último, EMASEO respondió la advertencia de RECOBAQ sobre un colapso en el servicio de recolección de basura, argumentando que ese proceso no lo realiza RECOBAQ, sino EMASEO, con su personal y maquinaria.