Selene-López-elecciones-resultados-9-2-2021

Reflexiones para entender los resultados electorales

Por: Selene López

¿Quiénes son las fuerzas políticas más importantes y sus razones para estar en los primeros lugares?

Andres Arauz:

Primera fuerza e identidad política a pesar del legalismo discriminatorio del organismo electoral, intentos de proscripción política del partido. A pesar de que sus líderes estén fuera, y a pesar de un alineamiento mediático de los medios tradicionales por otros candidatos. El resultado de la Revolución Ciudadana como primera fuerza es muestra del fracaso contundente de la narrativa que han querido impulsar los últimos 4 años las elites económicas, mediáticas y el gobierno. Sin embargo, no alcanzó para ganar en una primera vuelta.

Énfasis en campaña sobre tierra: “el pasado era mejor”

Guillermo Lasso:

A pesar de la alianza con PSC, Lasso sacó una votación menor a lo alcanzado al 2017 cuando iba solo. No pasar a la segunda vuelta será una herida enorme para Guillermo Lasso[1]. El marco del “cambio” a través de Lasso ya no tiene resonancia en la sociedad. Ha sido un error usar la misma fórmula: “Venezuela”, “corrupción”, “autoritarismo”, en una sociedad que ha vivido 4 años de descomposición y que ha tenido momentos desgarradores: manejo de la emergencia sanitaria, corrupción en pandemia, despidos, etc. Lasso fue a las palabras del pasado creyendo que ayer significaban lo mismo que hoy.

Énfasis en campaña sobre aire: Lasso utilizó medios tradicionales, generadores de opinión pública tradicionales.

Yaku y Hervas:

Son una especie de tercera vía que trasciende el clivaje correísmo-anticorreísmo, que se sitúan como lo nuevo, el cambio y que expresan sobretodo el rechazo a las “viejas” estructuras políticas. Son candidatos que han abordado a lo largo de su campaña los temas posmateriales(Inglehart), es decir, ciertas causas sociales como lo ambiental.

Énfasis en campaña sobre agua: lo líquido, medios alternativos, canales de youtube, parodias, algunos serios otros informales, cómicos.

Yaku Perez:

Esta es la primera vez que PK va con candidato propio, de ahí el escepticismo de algunos de que pueda ser una opción política viable. Yaku es un político con buena imagen y es el único candidato que tiene sobre él, la capitalización política de octubre 2019. Siendo que viene del movimiento indígena, es el único que se logró posicionar como parte del pueblo, en una fractura muy importante que es pueblo vs elite.

 Xavier Hervas:

Esta también es la primera vez que la ID juega sola a nivel nacional. Hervas ha significado una gran fuga de votos de Lasso por el vacío que dejó. Se llevó muchos votantes alcanzables de la revolución ciudadana en lugares como Pichincha, Carchi, Tungurahua.

Su desempeño en la campaña fue disruptivo no solo en términos de una nueva narrativa en su mensaje político, sino en la utilización de un nuevo tipo de operadores políticos, emisarios y “youtubers” para comunicar su discurso y movilizar a su base de simpatizantes. Hervas apostó al nuevo paradigma de la horizontalidad de las redes y entendió la desconexión intergeneracional de la clase política. Incluso, sectores tradicionales y analistas le reclamaban “seriedad” y le decían sin comprender lo que el significaba “los likes no hacen votos”.

¿Cómo queda el mapa político en el Ecuador?

En la Costa:

La Revolución Ciudadana es la primera fuerza política con 1.6 millones de voto. Donde más logra crecer la Revolución Ciudadana, en comparación con los datos de la consulta del 2018 es en: Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, El Oro, Santa Elena, Santo Domingo.

En segundo lugar está CREO con 772 mil votos, y tercera fuerza política, la Izquierda Democrática(ID) con Xavier Hervas llega a tener casi medio millón de votos. La ID es la segunda fuerza política en las provincias de El Oro y Santo Domingo.

Yaku Pérez tiene datos del 6%- 14% en provincias de la Costa. A pesar de no ser las más altas, son significantes, respondiendo a una capitalización política de octubre.

El Partido Social Cristiano lográ una considerable votación en las provincias de la Costa, siendo Guayas la provincia con mayor votación, logrando una representación de 17 asambleístas. Resultados similares al año 2017, siendo la cuarta fuerza política en la Asamblea Nacional.

En la Sierra:

Existe mayor heterogeneidad, sin embargo la mayor cantidad de votos en la Sierra están a favor el candidato Yaku Pérez: 988 588. Las demás fuerzas políticas tienen votos promedios de 300 mil. Si quitamos a Pichincha del mapa, Yaku Pérez dobla al promedio.

Azuay + Cañar +Bolívar + Chimborazo + Cotopaxi:

Yaku Pérez primera fuerza política con una votación que supera el 40%. En estas provincias logran numerosa representación en la Asamblea Nacional. Revolución Ciudadana es segunda fuerza política

Tungurahua + Loja + Carchi:

Yaku Pérez primera fuerza política con una votación que supera el 40%. Izquierda Democrática con Xavier Hervas es segunda fuerza política. Hervas segunda fuerza en Loja y Carchi y Tungurahua, superando los votos de AA. Esto es un cambio ya que el 2017 CREO tenía mucho peso en la Sierra y Amazonía, que ahora ya no lo tiene y eso se refleja en la reducción de los asambleístas de 30 en el ciclo pasado a menos de 15.

Imbabura:

Única provincial de la sierra donde la Revolución Ciudadana es primera fuerza política y Yaku Pérez la segunda.

Pichincha:

CREO es la primera fuerza política, ID con Xavier Hervas la segunda.

Hervas tiene casi la misma cantidad de votos que Arauz en la Sierra. Existe un decrecimiento del apoyo de la Revolución Ciudadana en provincias como Azuay, Pichincha, Tungurahua, Carchi.

En la Amazonía:

Yaku Perez es la primera fuerza política en la Amazonía: 168667 votos.

CREO en el 2017 tenía mucho peso en la Amazonía y en la Sierra. Ahora, solo en Napo es la segunda fuerza política, pero en total alcanzó menos votos que Yaku, Arauz y Hervas. Yaku Perez es la opción más votada en la Amazonía: 168 mil votos.

La ID es la segunda opción más votada en Morona, Zamora, Pastaza, mientras que la Revolución Ciudadana alcanza considerable votación en Orellana (9.58 puntos más que en la consulta popular de 2018) y Sucumbíos (6.47 puntos más) logrando ser segunda opción más votada en estas provincias.

Conclusiones

  1. Esta elección abre la puerta a nuevas identidades políticas

El posicionamiento político de los candidatos Yaku y Hervas ha logrado trascender los clivajes costa vs sierra, correísmo vs anticorreísmo. Logran posicionar un agente renovador en la dinámica política del país y terminar con la alternancia bipartidista que ha dominado la política en los últimos años.

Lo que está claro es que ambos presentan aspectos nuevos de narrativa y comunicación, y también en la manera de gestionar la política, al menos según lo demuestran su campaña electoral.

Hervas, sobretodo, tomó distancia de los otros candidatos recurriendo a un discurso que capitalizaba el descontento y la frustración de gran parte del electorado, en consignas simples pero contundentes “somos gente nueva”, “no más de lo mismo”. El arrastre de la votación presidencial a las listas de asambleístas, le permite a la ID consolidarse como el tercer bloque más importante en la Asamblea Nacional.

Yaku y Hervas no son accidentes electorales, sino el resultado de una crisis en el sistema político y social del país que se encamina a nuevas fracturas sociales. Hervas supo captar el descontento y el hartazgo de amplios sectores de la población y supo comunicarse y conectar con el voto joven mayoritario cuya única experiencia de gobierno ha sido la Revolución Ciudadana y el desastre del gobierno de Moreno, y que quería castigar a la clase política tradicional.

Cuando Bukele dio una sorpresa en las elecciones generales de El Salvador frentre al FMLN y ARENA, un sociólogo muy prestigioso en 2019 dio una reflexión muy acertada y que creo que sirven de reflexión para algunas fuerzas políticas:

“Así llegaron a las elecciones de 2019, con sus viejos símbolos y consignas de la Guerra Fría, del comunismo y el anticomunismo, con los mismos himnos radicales, las mismas banderas de lucha y los discursos confrontativos e ideologizados que ha mantenido al país en un clima de polarización que ha hecho imposible un debate constructivo sobre los problemas de fondo de la sociedad” (Rojas, 2019).

  1. Todos los partidos querrán ir solos para sostener libremente sus intereses legítimos, sin embargo, buscar alianzas en un escenario tan fragmentado, será fundamental. Ahora, tanto los bloques de asambleístas de PK y ID no necesariamente tienen un fuerte grado de coherencia ideológico -programático que consolidará sus bloques legislativos. Sobre todo, en la ID cuyas líneas ideológicas son muy confnusas, recordemos que a pesar de llegar con 4 asambleístas a la última asamblea Nacional, la ID terminó solo con 1 ¿A quién van a responder todos esos asambleístas?
  2. Los resultados totales de la votación de Lasso, y los resultados en el territorio nos permiten intuir que Lasso es tal vez el candidato que menos posibilidades tiene de ganar en segunda vuelta, al ser el más herido en estas elecciones. Sin embargo, existen grupos importantes de las elites empresariales cuyo candidato natural es Lasso y que podrían priorizar cuestiones pragmáticas con el candidato Arauz.
  3. El candidato Yaku comprendió que las actitudes de la campaña de la primera vuelta son fundamentales para la segunda vuelta. No solo ha ganado el relato de la legitimidad que tiene como actor político para estar en segunda vuelta, sino que fue el único que tejió y se acercó a posiciones ideológicas distintas a las suyas, pensando en este nuevo escenario.
  4. Complejo escenario político para las seccionales 2013.

[1] Actualmente la diferencia entre la votación de Yaku y Lasso es mínima, que se están revisando las actas en el CNE.