Cristina Reyes: “Me sorprendió la renuncia de Pascual del Cioppo”

Cristina Reyes Hidalgo, quien asumió hace pocos días una representación en el Parlamento Andino, hizo una evaluación de los episodios políticos que desembocaron en la ruptura de la alianza entre el Partido Social Cristiano y Movimiento CREO, que auspició la candidatura presidencial de Guillermo Lasso: “La decisión de romper la alianza se dio por incumplimiento de palabra… La alianza a nivel legislativo está rota”.

Reyes defendió los diálogos iniciales que, a su juicio, apuntaban a dar gobernabilidad al Presidente Lasso: “Ese era el objetivo, superando incluso diferencias con UNES… Faltó comunicar a la ciudadanía el propósito de dicha alianza, que tenía que ver básicamente con la agenda legislativa… Se dijo que se iba dar paso a la impunidad, lo cual fue falso… Amnistía e indultos, también falso… Sin embargo, no hubo normas mínimas de cortesía, como avisar antes los desacuerdos”.

Cristina Reyes aseguró que ningún cuadro del PSC está colaborando con el gobierno de Guillermo Lasso, aunque se declaró sorprendida por la decisión de Pascual del Cioppo de renunciar a la Presidencia Nacional del PSC y esperar el beneplácito del Reino de España para asumir la Embajada de Ecuador en ese país: “me sorprendió la noticia de Pascual… cerca de 40 años de afiliación y 22 en la Presidencia del Partido Social Cristiano.  Sin embargo, entiendo que aquí primó su amistad con el Presidente Lasso.

En cuanto al Parlamento Andino, Cristina Reyes aseguró que tiene el propósito de, en este nuevo período, contribuir al cambio de imagen que tiene dicho organismo ante la opinión pública: “La Comunidad Andino de Naciones (CAN) es una región que genera USD 6.000 en su línea comercial”.  Mencionó la preocupación de este organismo sobre las protestas en Colombia, que se mantienen desde hace 6 semanas y anunció que, si se formaliza algún pedido, se debe investigar el alcance del préstamo de material antidisturbios por parte del Ecuador al Gobierno de Bolivia.

Por otro lado, reveló que la representación del Parlamento Andino en el Ecuador aceptó en comodato un edificio del Estado, que se va a adecuar, y denunció que en el anterior período se pagó USD 16.000 mensuales por el alquiler de unas oficinas de lujo.