Mauricio Pozo: “el presupuesto tiene la misma gestión que se venía aplicando desde inicios del 2021”

La noche del domingo 22 de agosto, el presidente Guillermo Lasso envió a la Asamblea, la Proforma Presupuestaria 2021. El exministro de Economía y Finanzas del Gobierno de Lenín Moreno, Mauricio Pozo, señaló que el tema presupuestario tiene tres momentos:

  1. En los meses de funciones del Gobierno anterior era solamente el cumplimiento  de la Ley, donde se mantenía el presupuesto del 2020, de manera prorrogada y eso es lo que se aplicó hasta el mes de mayo que terminó el Gobierno de Lenín Moreno.
  2. El nuevo Gobierno, por Ley, tenía también 90 días para hacer el ajuste que considere pertinente y es lo que conocimos la noche del domingo 22 de agosto.
  3. El tercer momento es el envío de la proforma del próximo año que debería cumplirse en el mes de octubre, aproximadamente.

Varios elementos han hecho que se efectúen ajustes en el presupuesto, crece a USD 33.000 millones, pero la tendencia se mantiene. Pozo explicas dos elementos:

  1. Continúa con la misma gestión que se venía aplicando desde inicios del 2021. Ha ocurrido algunas situaciones nuevas: como el precio del petróleo, que ha sido un beneficio para el Gobierno ya que un costo más alto le da mayores recursos, causando que las necesidades de financiamiento se reduzcan o se pueda utilizar en otros aspectos.
  2. Esa suerte de “obsequio que vamos a recibir” por parte del Fondo Monetario internacional (FMI), donde al Ecuador le corresponde cerca de USD 1.000 millones.

Por otra parte, las finanzas públicas tienen metas, en conjunto con los multilaterales, con las otras instituciones, ese es el presupuesto del sector público no financiero o consolidado. La meta de déficit fiscal de ese sector era de USD 3.900 millones.

Habrá que ver si el déficit fiscal de USD 4.800 millones de la proforma es compatible con la meta de USD3.900 que está establecida en el programa con el FMI.

¿Reducir el tamaño del Estado?

El gasto corriente:

Pozo explica que hay tres fromas de reducir el gasto corriente: con un congelamiento salarial, por un período largo. Sin llenar vacantes de las personas que se jubilan o renuncian. O cortando los contratos ocasionales que también son voluminosos en la esfera pública.

El gasto de inversión:

“Hay que definir el papel del Estado, ya se han dado algunos pasos con Tame y otras empresas que ya no operan”, dijo el exministro de Moreno.

Bajo peso político del Ejecutivo en la Asamblea

“Es complicado, pero deben hacer todo lo necesario para buscar la aprobación de la Reforma Presupuestaria 2021. El Gobierno tendrá que ver cómo conseguirlo. Si se demora demasiado, ya no lo va a poder hacer”, aseguró Pozo.

En ese sentido, el exfuncionario señaló que “ahora tenemos más deuda, pero la capacidad de pago es mejor. El costo de atender esas obligaciones se difirió y las tasas de interés también. Entonces, estamos mejor endeudados”.

Todas las entrevistas de Primera Plana, aquí.