Santiago Guarderas. Foto: Twitter

Santiago Guarderas: “Yo tomaré distancias todo el tiempo cuando se trate de corrupción”

El vicealcalde de Quito, Santiago Guarderas, confirmó que ha tomado distancia del alcalde metropolitano, Jorge Yunda, tras la difusión de varios chats atribuidos al hijo del primer personero municipal, que supuestamente evidenciarían vínculos con casos de corrupción, y que forman parte de la instrucción fiscal que lleva adelante la Fiscalía General del Estado: “yo tomaré distancias todo el tiempo cuando se trate de corrupción”.

En entrevista para el noticiero “A Primera Hora” de Majestad Radio, Guarderas explicó que no le ha pedido directamente al Alcalde que tome una licencia temporal o que renuncie a su cargo, sino más bien “he invitado públicamente a Jorge Yunda que analice si debe solicitar licencia para una ausencia temporal y presenta la renuncia al cargo… Es una decisión de él”.

Sin embargo, el alcalde Yunda el pasado lunes en este mismo espacio informativo ratificó que no renunciará ni pedirá licencia, y que se mantendrá al frente de la administración municipal, lo cual, para Guarderas es inconveniente:

“Me parece que el alcalde no está mirando bien las cosas, ni reconociendo que esta situación está afectando gravemente la imagen de la municipalidad… La institución municipal está caída… la ciudad está abandonada, echada a su suerte”.

Guarderas también cuestionó las declaraciones del alcalde, donde asegura que no conoció los supuestos hechos de corrupción atribuidos a su hijo, ni sus diálogos con funcionarios municipales: “si no fuese verdad, resulta contradictorio que, por otro lado, el alcalde haya dispuesto la remoción de varios de sus funcionarios cercanos”.

Para este viernes 9 de abril, está convocada una sesión de la comisión de mesa del Municipio Metropolitano, para conocer la excusa del alcalde Yunda, quien no puede integrar dicho espacio debido a que el colectivo “Quito Unido” presentó un pedido de remoción que debe ser analizado por dicha comisión.

Tras la excusa de Yunda, el Concejo Metropolitano debe sesionar para designar otro miembro de la comisión de mesa, órgano que además está integrado por el vicealcalde, y los concejales Mónica Sandoval y Fernando Morales.

Cuando se complete la comisión, deberá avocar conocimiento y tramitar el pedido de remoción, el cual, de así determinarlo, deberá llegar hasta el Concejo Metropolitano, para que los concejales tomen una decisión. Sin embargo, Santiago Guarderas, advirtió que la convocatoria a la sesión de este viernes se hizo de manera ilegal.