empleo-adecuado

Casi 5 millones de ecuatorianos no tienen un empleo adecuado

Este jueves 15 de octubre, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) presentó la última encuesta nacional de empleo, desempleo y subempleo (Enemdu). Entre los hallazgos importantes, consta que aún existen 4’825.437 ecuatorianos que no cuentan con un empleo adecuado.

Es decir, casi cinco millones de personas tienen ingresos mensuales menores al salario básico unificado (SBU) que actualmente se sitúa en $400. Además, trabajan menos de 40 horas a la semana.

En el último año, 620.879 perdieron su empleo. De acuerdo a las cifras, en 2019, existían 7’972.485 que tenían empleo, mientras que para septiembre de 2020, el número descendió a 7’351.606.

Otra cifra alarmante es la de desempleo y empleo adecuado. De acuerdo al INEC, entre septiembre de 2019 y septiembre de 2020, 115.749 personas se ubican en el desempleo. Así mismo, en el último año, el desempleo subió de 4,9% a 6,6%. El periodo más crítico se dio en el contexto de la pandemia cuando las personas desempleadas representaron el 13,3%.

La brecha por género continúa siendo desigual entre hombres y mujeres. En septiembre 2020 , la tasa de empleo global se ubicó en 94,3% para los hombres y 92,0% para las mujeres.

El sector público

El 1 de septiembre de 2017, mediante el decreto ejecutivo 135, el presidente Lenín Moreno emitía las normas de optimización y austeridad del gasto público. La resolución aplicaba para los organismos y dependencias de las funciones Ejecutiva, Legislativa, Judicial, Electoral y de Transparencia y Control Social. Además de las entidades que integran el régimen autónomo descentralizado. Así también, eran parte los organismos y entidades creados por la Constitución o la ley para el ejercicio de la potestad estatal, para la prestación de servicios
públicos o para desarrollar actividades económicas asumidas por el Estado. Finalmente, también aplicaba a las empresas públicas de la Función Ejecutiva.

Frente a este tema, los despidos en el sector público han sido recurrentes, así como la eliminación de empresas públicas y la fusión de ministerios. Lo que provocó despidos masivos en todos los sectores del aparataje público estatal.

Pese a la normativa y a los despidos, las cifras del INEC demuestran que en el último año los empleados del sector público crecieron del 7,8% al 8,5%. No solo eso, los empleados asalariados del sector público crecieron del 17,1% en septiembre de 2019, al 19,3% en la emergencia sanitaria y a 19,5% con corte a septiembre de 2020.

Andrés Isch, ministro de Trabajo, resaltó que el Gobierno Central acató la orden del presidente Lenín Moreno y la optimización llegó únicamente a las instituciones de la función Ejecutiva.