China vuelve a encontrar rastros de Covid-19 en pescado ecuatoriano y cerdo de Brasil

Según la información que emitieron medios locales, China volvió a encontrar rastros de coronavirus en el embalaje de pescado congelado que importó desde Ecuador. Además, informaron que también registraron restos del virus en carne congelada de cerdo que llegó desde Brasil.

Frente a ello, las autoridades del país asiático decidieron suspender la importación de la empresa ecuatoriana que envió el producto. Así lo informó la Administración General de Aduanas.

La suspensión durará una semana, según el comunicado de Aduanas, que publicaron en su página web. Tras los diferentes casos detectados en China en los últimos meses, especialmente en alimentos congelados procedentes de Latinoamérica, China indicó que suspenderá las importaciones durante una semana de aquellos productos que den positivo en coronavirus y durante un mes si se trata de la tercera vez o más.

Entre los informes, también dieron a conocer que el embalaje de un lote de cerdo congelado importado de Brasil dio positivo en un test de Covid-19 realizado el pasado jueves en la ciudad de Yantai. Esto queda en la provincia oriental china de Shandong, informó el diario oficial Global Times.

Medidas de seguridad

El lote lo encontraron en un restaurante especializado en barbacoas y en un mercado de pescado en Yantai. La Oficina local de Control y Prevención de coronavirus anunció que los residentes de la ciudad que hayan visitado ambos lugares deben informar a sus comunidades residenciales y observar detalladamente sus condiciones de salud.

Por este motivo, las autoridades de salud rastrearán a todos los contactos cercanos relacionados con esos productos de cerdo brasileños y los someterán a pruebas de Covid-19 en hospitales designados.

Un total de 1.475 paquetes de carne de cerdo, con un peso de 27 toneladas fueron rastreados desde el jueves. A esto añaden 3.097 muestras recogidas de contactos cercanos, productos, embalajes y entornos cercanos que dieron negativo en los test.

El pasado 10 de julio se descubrieron trazas de coronavirus en el empaquetado exterior de camarones blancos ecuatorianos de tres empresas. Por este motivo, China suspendió temporalmente sus importaciones y ordenó la retirada de todos los paquetes de este tipo que llegaron desde el 12 de marzo. Sin embargo, posteriormente, las empresas volvieron a recibir autorización para retomar sus ventas tras mejorar sus protocolos de control.