En el listado de encuestadoras están empresas y personas naturales. Foto: Internet

El CNE sigue sin tomar decisión sobre Justicia Social

La suspensión este domingo 13 de diciembre de la sesión del pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) mantiene en ascuas al Movimiento Justicia Social y a los ecuatorianos.

Los cinco integrantes del órgano electoral debían reunirse este día luego de que se aplazaran por falta de quórum la sesión prevista el viernes y luego el sábado.

Solo acudieron a esas dos sesiones la presidenta del CNE y la consejera Esthela Acero y se ausentaron Luis Verdesoto, Enrique Pita y Luis Cabrera.

El CNE no emitió un aviso oficial por la vía de redes sociales para informar de que no sesionará tampoco hoy, ni trascendió el motivo. Pero se supo extraoficialmente que la convocatoria será para mañana lunes 14  de diciembre.

Solo un mensaje vía Whatsapp en el grupo de periodistas dio cuenta de la novedad: “Buenos días, el Pleno previsto para hoy día se suspende”.

El pleno debe pronunciarse sobre la decisión del Tribunal Contencioso Electoral (TCE) para que sean aceptada la inscripción de las candidaturas de Justicia Social. Entre estas las de su binomio, integrado por Álvaro Noboa y Gino Cornejo, para la Presidencia y Vicepresidencia, respectivamente.

Más temprano, la titular del CNE, Diana Atamaint, señaló que no es posible aplazar las elecciones.

Sin embargo, admitió que las dilaciones podría dilatarse la programación prevista.

Los seguidores de Noboa aducen que se trata de una estrategia política.

Postergar las elecciones

La falta de decisión permite abrir la discusión sobre si el CNE pretende anular las elecciones de 2021.

El artículo 143 del Código de la Democracia establece las causales para anular las elecciones. La norma explica textualmente:

“Art. 143.- Se declarará la nulidad de las votaciones en los siguientes casos:
1. Si se hubieren realizado en un día y hora distintos al señalado en la convocatoria”.

Con esta norma, se abre la interrogante de entender por qué ciertos sectores buscan aplazar las elecciones cuando existe una convocatoria con fecha en firme.