Juez sentencia a 15 meses de prisión a Genaro Huacón por caso partidos de fútbol amañados

El juez de Garantías Penales Darwing Valencia, en audiencia de procedimiento abreviado, emitió sentencia condenatoria de 15 meses de prisión a Genaro Huacón. Él habría extorsionado a un dirigente del club de fútbol ambateño Macará. La misión era exigir cantidades de dinero y otras prebendas, a cambio de no divulgar supuestos audios en donde, presuntamente, estaría arreglando resultados de partidos de fútbol, para la institución a la que representaba.

Durante la audiencia, el fiscal de la Unidad de Patrimonio Ciudadano, Joffre Velasco Solís, expuso los elementos que determinaron la responsabilidad penal y el grado de participación de Huacón dentro del hecho investigado. Entre ellos, destacan los informes finales de la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase), de la Policía Nacional, las pericias de audio y fotografías del teléfono celular. En este último, la justicia estableció triangulaciones de llamadas del victimario con familiares de la víctima. Además, se sumó la denuncia presentada, las versiones receptadas al procesado y los informes, tanto de inspección ocular técnica como de reconocimiento del lugar, entre otras.

El Juez emitió sentencia condenatoria de 15 meses de pena privativa de libertad contra el ciudadano Levinston Genaro Huacón. Además, dispuso una multa de 10 salarios básicos unificados -USD 4.000- y un pago como reparación integral de USD 1.600.

El delito

La Fiscalía procesó este caso de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 185 del Código Orgánico Integral Penal. El articulado sanciona el delito de extorsión con pena privativa de libertad de tres a cinco años.

En audiencia de procedimiento abreviado, el procesado aceptó su participación en el hecho. Así, logró una sentencia reducida en un tercio de la pena mínima impuesta en el tipo penal.

La dirigencia de un equipo de fútbol de la primera categoría serie A de la provincia de Tungurahua, denunció la extorsión que venía sufriendo uno de sus dirigentes. En ella, se le exigía la cantidad de USD 8.000 y la compra de dos pasajes a la ciudad de Lima – Perú. A cambio, el procesado no haría públicos varios audios de un supuesto caso de arreglo de partidos.

Si no aceptaba los pedidos, el procesado dañaría su imagen en los medios de comunicación. Además, amenazó con desprestigiar al club deportivo para el que laboraba la víctima. Por ese motivo, la UNASE inició un proceso investigativo para tratar de identificar al presunto extorsionador.

El ahora sentenciado fue detenido el pasado 23 de septiembre en Guayaquil y puesto a órdenes de las autoridades judiciales.