Al menos 79 reclusos y una veintena de heridos dejaron los amotinamientos del 23 de febrero de 2021. Foto Policía

Los legisladores piden cuentas sobre la situación carcelaria

La masacre registrada el pasado 23 de febrero en varias cárceles conmocionó al país y puso en evidencia las falencias en el sistema penitenciario del país.

Al menos 79 internos fueron asesinados al interior de cuatro centros de rehabilitación, de estos dos en Guayaquil, uno en Latacunga y uno en Cuenca. También se reportó una veintena de heridos, entre privados de libertad y personal policial.

Por ello, la Asamblea Nacional convocó para el lunes 1 de marzo a partir de las 11 am a la sesión del Pleno  695. Uno de los seis puntos del orden del día es la comparecencia de las autoridades competentes para abordar el tema de la situación de las cárceles a nivel nacional.

Están citados para esta sesión el ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, y el director General del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), Edmundo Moncayo. Además, el comandante General de la Policía Nacional, Patricio Carrillo Rosero.

“Las autoridades deberán informar sobre el estado de los Centros de Privación de Libertad del Sistema de Rehabilitación Social, en el marco de la crisis penitenciaria registrada en los últimos días” señaló la Asamblea Nacional.

Según se dio a conocer, existe en el país alrededor del 30% de hacinamiento en estos centros, entre otras problemáticas.

¿Qué ocasionó la matanza del 23 de febrero?

Las autoridades dieron a conocer que una presunta pelea por el tener el poder al interior de las cárceles tras la muerte reciente de alias “Rasquiña”, líder de Los Choneros, sería el motivo de la matanza del 23 de febrero.

El director del SNAI precisó que se trata de una disputa entre varias bandas, pero también dijo en rueda de prensa que necesitan recursos para afrontar la situación y resolver pendientes.

En un mensaje a la nación el presidente Lenín Moreno sugirió responsabilidad del gobierno anterior en esta situación.

Por otro lado, en varios mensajes diversas bandas de internos coincidieron en señalar que no los mueve una lucha por tener el liderazgo de las bandas y en particular dijeron que quieren una convivencia en paz, aún cuando sean privados de libertad.

En particular mencionaron a dos reclusos como los autores directos de la masacre y pidieron al Gobierno que les den atención y que no represen los procesos judiciales en marcha sobre la situación de ellos como reclusos.

Investigaciones en marcha

La Fiscalía dio a conocer que inició una investigación de oficio sobre esa situación. Dentro de la investigación previa iniciada por asesinato, también se dio paso a varias diligencias.

Entre estas se mencionaron: el solicitar los videos de las cámaras del CPL y de un dron del Consejo de Seguridad Ciudadana de Cuenca.

Estos serán analizados con el objetivo de identificar a los presuntos responsables de los hechos, precisó la función.

Fiscalía dio a conocer un día después que inició un proceso por el delito de asesinato contra el ya privado de libertad Javier Joel F. L. El recluso tendrá que continuar en el pabellón de mediana seguridad con las previsiones de ley. Él había manifestado que teme represalias y amenazas en contra suya y de su familia.