Pablo Dávalos: “la capacidad de gobernabilidad de Lasso es limitada”

En entrevista en el programa “Zoom al Día” de Primera Plana, el analista económico Pablo Dávalos aseguró que en el país “se viene una confrontación. El Presidente Lasso no quiere entender que sus capacidades de gobernabilidad son muy limitadas. En la Asamblea no tiene el espacio político suficiente para llevar adelante la aprobación de Leyes que son parte de su proyecto de Gobierno”.

En ese sentido, Dávalos aseguró que a nivel social, el Ejecutivo tampoco tiene la posibilidad de manejarse por fuera del diálogo social. “No puede repetir el libreto que hizo el expresidente Moreno. Necesariamente tiene que conversar con los actores sociales. Tiene que dejar a un lado esa agenda ideológica que tiene y asumir un principio de realidad de la política”, señaló.

Frente a la solicitud de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) de eliminar los decretos  1158, 1183 y 1054 sobre la liberación del precio de los combustibles, Dávalos puntualizó que el Presidente Lasso no puede “soslayar” a la Confederación. “La CONAIE ha demostrado su presencia importante en la historia política del país en el caso de los expresidentes Bucaram, Mahuad y Gutiérrez” añadió el analista.

 Errores

El experto especificó las falencias en las que está cayendo el Ejecutivo. En primer lugar, el subsidio a la gasolina no se registra en el presupuesto del Estado. En este presupuesto se registra una cuenta aparte, denominada cuenta de financiamiento derivados deficitarios y no sirve para calcular el déficit fiscal.

Dos: los ahorros del subsidio a los combustibles no van al gasto corriente, por lo tanto, con eso no se pagan los bonos; simplemente se quedan al interior de la contabilidad de Petroecuador y la del Ministerio.

Tres: ¿De cuánto dinero estamos hablando?. El años pasado fueron USD 400 millones de subsidio, probablemente este año sea el doble: USD 800 millones. La focalización cuesta USD 300 millones, estaríamos hablando de alrededor de USD 500 millones.

La pregunta es: ¿un Gobierno se compra un conflicto político potente y le conduce a su propia sociedad a condiciones de ingobernabilidad por USD 500 millones?. El Fondo Monetario Internacional (FMI) le regaló USD 1.000 millones, ¿qué le cuesta compensar con eso la diferencia y le sobra otros USD 500 millones?.

Eliminación de tarifa para transacciones electrónicas

El pasado 5 de agosto, el sistema bancario informó sobre una presunta eliminación de tarifa para transacciones electrónicas bancarias. Dávalos aseguró que ese tipo de actividades jamás debieron tener costo porque son mecanismos electrónicos con costos de transacción cero.

“Los bancos se estaban inventando una tarifa de un costo que vale cero, estaban lucrando de eso. Si pudiésemos tener una ley de criptomonedas ayudaríams a  reducir más los costos de transferencias”, explicó.

En esa misma línea, el economista puntualió que con una política de criptomonedas, las personas podrían sacar dinero de su cajero electrónico a cero costo. El Salvador, por ejemplo, es un país más pequeño que Ecuador y ha dado un paso gigantesco porque las reservas internacionales de ese país ya no se contabilizan de acuerdo al manual del FMI, señaló.

Necesidades del país

Necesitamos convertir el internet, la conexión y la conectividad en un derecho humano para evitar que niños y jóvenes se queden sin acceso a estos servicios, así como a salud y educación.

El país necesita reducir la jornada laboral, a seis horas a la semana con el mismo salario. Se requiere otro tipo de debates.

Extinción de Seguros Sucre 

Seguros Sucre es una entidad aseguradora que pertenecía al Estado ecuatoriano. Eso significa que podía tener la capacidad de respaldar a los activos públicos como CNT, CELEC, Petroecuador.

Con la eliminación de Seguros Sucre podrían venir empresas internacionales que tienen economía de escala, con la consiguiente fuga de divisas; o los dos grandes de la industrias de seguros que son Roque Sevilla o Fidel Egas, esos son los dos pesos pesados. A ellos se les dejaría con un mercado de USD 500 millones, en palabras de Pablo Dávalos.