Patricio-Pazmiño-24-11-2020

Patricio Pazmiño llega al Ministerio de Gobierno en reemplazo de María Paula Romo

Con la firma del decreto ejecutivo 1196, el presidente Lenín Moreno designó a Patricio Giovanny Pazmiño Castillo como el nuevo ministro de Gobierno en reemplazo de María Paula Romo. En el mismo documento, el Primer Mandatario agradeció a “la señora María Paula Romo Rodríguez por los valiosos y leales servicios prestados como Ministra de Gobierno”.

En cadena nacional, Moreno cuestionó la destitución de Romo, quien estaba en el cargo desde agosto del 2018. Además, dijo que eso no frenará las investigaciones por denuncias de corrupción en el Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol).

“La Asamblea Nacional, que en su momento, condecoró a la Policía Nacional por proteger sus instalaciones, hoy censura a quien dirigió la estrategia para que eso suceda”, ironizó el Presidente.

En el espacio, el presidente también exaltó el trabajo de la exministra por su “valor, entereza, sentido común. Con la salida de la Ministra, el Gobierno pierde a una valiosa funcionaria. El país pierde el servicio de una ciudadana valiente y comprometida”, añadió.

Patricio Pazmiño fungía como viceministro del Interior. “Su presencia permitirá un especial enfoque en los temas de seguridad que tanto nos preocupa”, explicó Moreno.

Destitución de Romo

Con 104 votos a favor, 18 en contra y 12 abstenciones, la Asamblea Nacional censuró y destituyó a la ministra de Gobierno María Paula Romo. Los legisladores tomaron la decisión después de nueve horas de sesión y el debate de 25 asambleístas representantes de las diversas bancadas del Legislativo.

El juicio político en contra de la Ministra llegó 19 días después que la Comisión de Fiscalización aprobara el informe que recomendaba la censura y destitución. Según el documento, las tres causales por las cuales la Comisión investigó a María Paula Romo giraron en torno al uso de bombas lacrimógenas caducadas en contra de manifestantes; el lanzamiento de bombas lacrimógenas a centros de paz y acogida humanitaria; y la convocatoria tardía al Comité Interinstitucional para la Protección de Periodistas y Trabajadores de la Comunicación.