Rodolfo, el verdadero nombre de ‘El Chavo’

En 1995, Roberto Gómez Bolaños publicó el libro “El diario del Chavo”, en el que cuenta varias curiosidades de la icónica serie que no las revelaron en el transcurso de la misma. Entre ellas, se encuentra el verdadero nombre de “El Chavo del 8”. El niño huérfano de ocho años que vive en un la vecindad y duerme en un barril se llama Rodolfo Pietro Filiberto Raffaello Guglielmi, cuenta el libro.

Además de ‘El Chavo’, casi todos los personajes principales y secundarios tienen sus apodos sin conocerse el nombre “verdadero”. Pero no solo ellos, incluso el creador, Roberto Gómez Bolaños, cuenta con su propio seudónimo ‘Chespirito’, que es una sonora abreviación del dramaturgo William Shakespeare. Un nombre pensado en honor al inglés.

En el caso de otras curiosidades, Chespirito cuenta que ‘El Chavo’ nunca conoció a su padre y su madre. Por el contrario, lo abandonaron de muy pequeño en un hogar de niños. De ese lugar, se escapó varias veces hasta que un día de tormenta llegó a la vecindad que luego se convertiría en su rincón en el mundo, ante tanto desamparo.

Por un tiempo, vivió con una mujer mayor en el departamento número 8, hasta que ella murió y pasó a rotar por las distintas viviendas.

Otras identidades

No es la única revelación de los verdaderos nombres de los miembros de la vecindad. En otro libro de Chespirito, “Sin querer queriendo”, el autor revela la identidad de La Chilindrina. La amiga del personaje principal se llama Espergesia Valdés.

Otro de los amigos de El Chavo, es ‘Quico’. El personaje se llama Federico Bardón de la Regueira. Aunque los seguidores de la serie recordarán que el nombre ya era conocido porque su madre ‘Doña Florinda’ lo llamaba así cuando se disgustaba con el niño. Además, era el nombre de su padre, un marino de profesión que falleció cuando ‘Quico’ era mucho menor.

En el capítulo de “El gran amor del Profesor Jirafales”. En ese espacio ‘Doña Florinda’ cuenta que su esposo falleció cuando el barco en el que viajaba naufragó. Pero, Quico contó que a su papá se lo había tragado una ballena. Por tanto, el niño comentaba que su padre “descansaba en pez”, en lugar de “descansar en paz”.

De su lado, aunque ‘Doña Florinda’ mantiene el mismo nombre de la actriz, el apellido del personaje era diferente. ‘Doña Florinda’ se apellida Corcura y Villalpando.

El eterno enamorado del personaje, el ‘Profesor Jirafales’ -al que además los niños lo apodaban de manera diferente como ‘Maestro Longaniza’ o ‘Ferrocarril Parado’- se llama Inocencio Jirafales.

Otro personaje principal es el ‘Señor Barriga’, quien, según su autor, se llama Zenón Barriga y Pesado.