Concejo-29-11-2020

Veeduría presenta acción de protección contra el alza de pasajes en transporte público de Quito

La Veeduría para la Determinación del Modelo Tarifario de Quito que lleva adelante el (CPCCS ) presentó un recurso jurídico de acción de protección en contra del alza de pasajes en el transporte público de Quito. Así, buscan “detener sus efectos ya que su aplicación vulnera derechos ciudadanos y de los usuarios del sistema de transporte público en general”, explicó Oscar Ayerve, Coordinador General de la Veeduría.

Según Ayerve, piden suspender el alza de pasajes en Quito y solicitaron un proceso transparente y justo.

Sobre el alza de pasajes

El 27 de noviembre pasado, el Concejo de Quito convocó a la sesión extraordinaria 108. En ella, aprobó el incremento del 40% a la tarifa en buses urbanos de 25 a 35 centavos. En segundo lugar, aumentaron en 80% en buses eléctricos de 25 a 45 centavos. Finalmente, declararon que el pasaje de los buses integrados sea de 60 centavos. Así, reformaron la Ordenanza al Libro IV.2 del Código Municipal para el Distrito Metropolitano de Quito. La misma, establece la integración de los subsistemas del sistema Metropolitano de Transporte público de Pasajeros.

La reforma la presentó el presidente de la Comisión de Movilidad, Santiago Guarderas. Al final, con 15 votos a favor, incluido el del alcalde Jorge Yunda, se aprobó la normativa que, según Guarderas, tomó un año de trabajo y 42 sesiones de la Comisión.

El aumento de tarifas depende de la firma de una adenda (addendum) por parte de los operadores de transporte. La adenda plantea dos obligaciones. La primera se refiere al cumplimiento de parámetros de calidad del servicio. La segunda trata sobre el compromiso de participar en el concurso público para la asignación de frecuencias.

Las partes tendrán 30 días para firmar el acuerdo legal. Ello a partir de que la Ordenanza se publique en el Registro Oficial. Después de esa firma hay nuevo plazo de 30 días para que los operadores cumplan con los índices de calidad. Es decir, en total habría un plazo de 60 días para que en Quito el pasaje de los buses convencionales se incrementen.