Paúl-Carrasco-03-12-20

Paúl Carrasco: “es una locura que se promueva el libre porte de armas”

El candidato presidencial del movimiento Podemos, Paúl Carrasco, rechazó la posibilidad de autorizar el libre porte de armas de fuego en el Ecuador: “es una locura”.

En diálogo con el noticiero A Primera Hora, de Majestad radio, Carrasco señaló que, por el contrario, se precisa organizar una participación real de la sociedad en los temas de seguridad ciudadana. Propuso fomentar como política de Estado la instalación de consejos de seguridad cantonal, con el apoyo conjunto de los barrios.

En lo político, criticó a la Función Electoral, que, en un primer momento, no había admitido su candidatura presidencial, y había dispuesto la eliminación de su movimiento: “en este país quieren ganar las elecciones por descarte, y al final demostramos que había a una injusticia”. Esto, luego que el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) ratificó la vida jurídica de Podemos, y permitió que se admita la inscripción de su binomio presidencial: “estamos jugando en una cancha inclinada, con árbitro y barra en contra”.

Paúl Carrasco

Paúl Carrasco consideró como positivo que haya 15 binomios confirmados para las elecciones del 7 de febrero de 2020, pese a que es el número más alto de candidatos en la historia del país, y con la posibilidad de subir a 16 o 17 (está pendiente la calificación en firme del binomio de la alianza UNES y la posible inscripción de Álvaro Noboa por Justicia Social): “para mí es positivo que haya muchos candidatos… por primera vez, la gente tendrá la posibilidad de dejar atrás a los políticos tradicionales, escoger a los mejores y elegir al mejor”.

Explicó que su propósito, hasta el final, era generar alianzas electorales, pero no hubo condiciones para ello: “intentamos hacer alianzas… conversamos con varios sectores, pero ninguno quiso”.

En cuanto a su postura, Carrasco señaló que no tiene al apoyo de grupos de poder económico o político. “No estamos casados con ningún grupo económico ni mafia política… no vamos a repartir el poder, como pasó con los hospitales (…) queremos escuchar a la gente”.