Foto: EFE

Quito, la ciudad del ‘Sí’ para Juan David Borrero y Jasmine Tookes

La supermodelo de Victoria Secret, Jasmine Tookes y el empresario ecuatoriano de Snapchat, Juan David Borrero, eligieron a la ciudad de Quito, Patrimonio Nacional de Ecuador y Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, para contraer matrimonio.

Esta relación que inició hace cinco años, en 2016, decidió dar el paso más importante de sus vidas en septiembre del 2020; Borrero llevó a su novia a un recorrido en helicóptero por el Gran Cañón en Colorado. En medio del deslumbrante paisaje, el empresario le propuso matrimonio a la supermodelo con un anillo de diamante avaluado en USD 250.000, según la revista Hola.

La ceremonia tuvo lugar en una de las iglesias más grandes y mejor conservadas de la ciudad, San Francisco. El evento religioso inició cerca de la 17:00; contó con la asistencia de celebridades nacionales e internacionales, invitados de la política nacional y empresarios amigos de la nueva feliz pareja.

Flores ecuatorianas

Las flores decorativas para la boda fueron ecuatorianas. La Iglesia de San Francisco, una belleza arquitectónica del siglo XVI, tuvo una decoración con flores blancas. Mientras que la posterior recepción en Puembo contó con una línea floral en tonalidad rosa pálido.

La boda no tuvo una cobertura mediática amplia. Solo algunos medios invitados tuvieron la oportunidad de retratar el momento religioso. Los invitados fueron los encargados de subir a través de sus historias en sus cuentas personales algunos pasajes del evento

Los paisajes de Quito – Ecuador

Los atractivos históricos de Quito ”Luz de América” se reflejaron, una vez más, a través de las cuentas personas de redes sociales de Borrero, que cuenta con más de 86 mi seguidores en Intagram, y Tookes cuya prestigiosa carrera como supermodelo se refleja en su Instagram con más de 4 millones de ‘followers’. Entre las amigas de Tookes estaba Josephine Skriver, quien la acompañó, además, en los preparativos tradicionales de la boda.

                             

Sobre los gastos del “mediático” evento, la organización ‘Mi boda mágica’ aseguró que “el vicepresidente de la República del Ecuador, Alfredo Borrero Vega, no tiene que ver con la logística de ninguna de las actividades; él consta como invitado al ser padre del novio”. Especifica, además, que “no existe uso de recursos públicos, el 100% de los gastos que este evento demandan, son asumidos por los novios”.

La boda marcó tendencia en redes sociales durante dos días seguidos. Si bien en estas mismas redes, muchas personas criticaron algunos detalles de la organización, pasarán desapercibidas en el álbum de fotos de la nueva feliz pareja, que escogieron a Quito para darse el “Sí”.