Silka-Sánchez-02-12-20

Silka Sánchez: “Álvaro Noboa está inscrito, y no hay base legal para no calificarlo”

La exdiputada Silka Sánchez, vocera de Álvaro Noboa Pontón, advirtió que el empresario sí está inscrito como precandidato a la Presidencia de la República. “De forma legal”, y que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no tiene forma de no calificarlo.

En entrevista para el noticiero A Primera Hora, de Majestad radio, Sánchez arremetió contra el CNE. Del pleno, dijo, no cumplió con la sentencia del Tribunal Contencioso Electoral (TCE). Este último ratificó la vida jurídica del movimiento Justicia Social. Con ello, le allanó el camino para el registro de candidaturas para las elecciones del domingo 7 de febrero de 2021. Explicó que el CNE, en una resolución adoptada el 16 de septiembre, dispuso la eliminación del registro de organizaciones políticas de los movimientos Fuerza Compromiso Social (FCS), Podemos, Libertad es Pueblo y Justicia Social. Por ello, señaló, Justicia Social no podía inscribir candidaturas dentro del plazo establecido, es decir, del 18 de septiembre al 7 de octubre. “Es falso que Álvaro Noboa haya intentado registrar su inscripción el 7 de octubre (…) el CNE está engañando a la ciudadanía”.

La vida jurídica de Justicia Social

Según Silka Sánchez, una vez que el TCE, el 30 de octubre, ratificó la vida jurídica de Justicia Social, el CNE debía acatar la sentencia permitiendo el registro de las candidaturas, entre ellas, la del binomio presidencial. “El 2 de noviembre se ejecutorió la sentencia, el 3 el CNE fue notificado (…) el 5 de noviembre aprobó la resolución que permitía el registro de la candidatura (…) pero 7 días después, el CNE decidió reconsiderarla de modo ilegal, pues solo podía hacerlo dentro de las siguientes 48 horas”.

Por ello, dijo, Noboa ha presentado una queja contra el CNE ante el TCE. Además de una denuncia contra el CNE ante la Fiscalía del Estado, y dos acciones internacionales. Estas últimas las presentó ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington.