Wilson-Pástor

Wilson Pástor: “No existe peculado en el caso Singüe”

El ex Ministro de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pástor, insistió en que no existe perjuicio para el Estado en torno al contrato para la explotación del Campo Singüe.

En entrevista para el noticiero A Primera Hora, de Majestad radio, Pástor mostró su extrañeza porque la Fiscalía solo tomó en cuenta una de los dos peritajes ordenados por la misma institución. Inclinándose por el resultado de la pericia más favorable a la teoría del caso, que sostiene que el Estado perdió recursos o “ganó menos”.

“La pericia del profesional Carlos Paredes, con 40 años de experiencia, confirma que el Estado ecuatoriano obtuvo beneficios USD 132 millones entre los años 2012 y 2016, más USD 25 millones en pago del Impuesto a la renta”, señaló el exfuncionario. “Por el contrario, la perito contable Nubia Almeida, que no tiene experiencia ni formación en temas de hidrocarburos, afirmó erróneamente que el Estado ha ganado menos de lo que esperaba cuando en 2011 se hizo el cálculo de los beneficios, de cara a la licitación”, añadió.

Wilson Pástor

Pástor explicó que. “La perito ignora la naturaleza del contrato de prestación de servicios (…) la prioridad de los ingresos la tiene el Estado, a partir del margen de soberanía, el cual, en el informe de esta pericia, está manipulado”. El exministro aseguró que el equipo negociador de Singüe calculó beneficios para el Estado por USD 155 millones durante los 20 años de vida del contrato, pero, según explicó, solo en los p0rimeros 4 años, esos beneficios ya son de USD 132 millones.

Adicionalmente, insistió en la certificación del Ministerio de Energía, que confirmó en 2018 esa cifra en beneficios para el Estado. “No existe peculado alguno”, aseveró Pástor. Quien señaló que esta es hoy la única acusación con la que la Fiscalía pretende mantener el caso. “Ya no se habla de la tarifa”.

El exministro recordó que la licitación se hizo porque a Petroecuador y Petroamazonas no les interesó explotar Singüe. Y ratificó que al consorcio DCG, el Estado le debe USD 29 millones. “Que probablemente nunca le pague, porque será muy difícil que se recupere el precio del barril de petróleo”.