Murió Abimael Guzmán, fundador y líder del grupo terrorista Sendero Luminoso

A los 86 años de edad murió Abimael Guzmán Reinoso, el líder y fundador del grupo terrorista Sendero Luminoso en Perú. Hasta hoy cumplía cadena perpetua en el centro de reclusión de máxima seguridad de la Base Naval del Callao.

Guzmán fue capturado en 1992 y condenado dos veces a cadena perpetua por sus acciones terroristas y genocidas que iniciaron en mayo de 1980. Primero lo condenó un tribunal militar el mismo año de su captura, y luego un tribunal civil en el 2006, según recoge diario El Comercio de Perú.

La Comisión de la Verdad y Reconciliación, el ente que se creó para esclarecer lo ocurrido en aquellos años de fuego, determinó que Guzmán, también conocido como camarada Gonzalo, era responsable de la muerte de 30.000 peruanos asesinados por Sendero Luminoso, durante dos décadas.

Según las autoridades su muerte se debió a complicaciones en su estado de salud. En julio, el Instituto Nacional Penitenciario informó que se negaba a ingerir alimentos y lo trasladó por algunos días a un hospital.

Desde el día de su captura, el 12 de septiembre de 1992, se lo vio en contadas ocasiones, durante los procesos judiciales a los que fue sometido, incluido uno en 2019.

El jefe de facto de las fuerzas armadas con Fujimori, Vladimiro Montesinos, lo visitó a menudo en su celda durante sus primeros años de prisión.

De aquellos encuentros nació un libro. Montesinos cayó en desgracia poco después por los múltiples delitos de corrupción que le fueron descubiertos y acabó encarcelado en la misma cárcel que Guzmán, la de máxima seguridad de la Base Naval del Callao.

¿Quién era Abimael Guzmán?

Nació en el barrio La Aguadita, muy cerca del puerto de Mollendo. Fue el tercer hijo en una familia de siete hermanos. A los 29 años, el 3 de febrero de 1964, se casó con Augusta La Torre, a quien idolatraba, y cuya muerte en extrañas circunstancias, ya en plena locura terrorista, lo afectó duramente.

Fue profesor de historia y filosofía en la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga, en Ayacucho, desde 1960. Allí se volvió popular entre los jóvenes estudiantes más ideologizados y radicales con quienes inició su plan estratégico de propaganda ideológica.

A inicios de 1970 organizó la facción de izquierda llamada “Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso” (PCP-SL), que él dirigía en la universidad huamanguina.

Desde entonces era un reconocido profesor y conferencista caracterizado por su feroz retórica, radical y violentista; alguien que era capaz de hablar a los estudiantes con una certeza indubitable y fanática de la historia, la política y la economía del país.

¿Dónde inició Sendero Luminoso?

Sendero Luminoso se dio a conocer con un boicot a las elecciones de mayo de 1980 en un distrito rural de Ayacucho con el fin de ocupar el poder y reemplazar la democracia que Perú había recuperado ese año.

En su objetivo por derrocar al Estado, embarcó al país en una espiral de violencia a la que se sumaron las Fuerzas Armadas, la policía y comités de autodefensa.

Poco antes del inicio de las acciones terroristas, en mayo de 1980, Abimael Guzmán había sido capturado por la Policía, pero con pocas pruebas en su contra fue liberado.

De esta forma, el cabecilla terrorista ingresó a la clandestinidad en 1979 y desde entonces se hizo imposible hallarlo, convirtiéndose en un mito para sus huestes fanatizadas.

Su “gran salto adelante” empezó en 1979, cuando pasó a la clandestinidad y anunció que en Perú estaban dadas las condiciones para llevar a cabo una revolución, del campo a la ciudad.

El 17 de mayo de 1980 cambió los libros por la dinamita. Ese día marcó a fuego a Perú. Sendero inició la lucha con un simbólico acto: quemó urnas en un poblado andino en vísperas de la elección que acabó con 12 años de dictadura militar.

Luego colgó perros en Lima con una mórbida leyenda que era toda una declaración de fe: “Así mueren los traidores como Teng Tsiao Ping”, líder chino que condujo a partir de 1978 la desmaoización de su país.