Rafael Correa: “Si Arauz es presidente, no pediré ni aceptaré el indulto”

El expresidente Rafael Correa adelantó que si Andrés Arauz llega a la Presidencia de la República, el indulto no es una opción: “no pediré ni aceptaré el indulto”.

En el noticiero A Primera Hora, de Majestad radio, Correa habló también sobre su situación jurídica, una vez que la Corte Nacional de Justicia (CNJ) notificó a Interpol con la sentencia ejecutoriada del caso Sobornos 2012-2016. Se mostró confiado en que la Policía Internacional no tomará en cuenta el nuevo pedido de la justicia ecuatoriana, al mencionar que anteriormente Interpol negó dos pedidos similares, cuando la sentencia aún no estaba en firme. “Debe haber nuevos hechos. Es una persecución política (…) esperamos que Interpol ratifique su postura”, dijo el ex mandatario. No confirmó ni negó si solicitó asilo político al Reino de Bélgica, país donde reside y de dónde es oriunda su esposa. Además, explicó que no tiene doble nacionalidad.

Indulto de Rafael Correa

El expresidente Rafael Correa señaló que será un “milagro” si finalmente se confirma la inscripción del binomio presidencial de la alianza “Unión por la Esperanza” (UNES), integrado por Andrés Arauz y Carlos Rabascall. Así, criticó el recurso subjetivo presentado ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) por la dirigencia del movimiento político Ahora, en contra de la resolución del Consejo Nacional Electoral (CNE) que permitió a UNES reemplazar la precandidatura vicepresidencial de Correa por la de Rabascall. “Están haciendo trampa. Gánennos o pierdan en las urnas”, criticó Correa.

En lo económico, anticipó que si UNES llega al poder, se renegociará las condiciones del acuerdo alcanzado por el gobierno de Lenín Moreno con el Fondo Monetario Internacional (FMI). También, señaló que Ecuador va a decrecer el 11% este año y que la pobreza aumentó al 19%. “No vamos a salir adelante si no optimizamos la liquidez, pero lo que están haciendo es hipotecar al país (…) El FMI nos impone reducir $3.000 millones de dólares de gasto público en 2021”, recalcó.

Correa aseguró que en su gobierno se adquirió deuda por $15.000 millones y con ese dinero se hicieron obras. Por el contrario, dijo, el gobierno de Lenín Moreno ha contratado $25 mil millones “y no ha puesto un adoquín”, criticó Correa. Y que más bien, salieron $30 millones del país. “Si no controlan esa salida de divisas, los $6.500 millones ofrecidos por el FMI no se van a quedar en el país”, finalizó.